Así comenzó la segunda jornada de la liga colombiana.

Así comenzó la segunda jornada de la liga colombiana.

Spread the love

 

Once Caldas volvió a ceder puntos de local en la liga Once Caldas volvió a ceder puntos de local en la Liga I-2020. Este martes, el blanco-blanco empató 1-1 con Bucaramanga, sumando su segundo empate en el estadio Palogrande en dos fechas disputadas este semestre. El local mereció un mejor premio por su papel en la parte complementaria, pero falló en la definición.

Bucaramanga sorprendió muy rápido: a los 3 minutos se puso arriba gracias al tanto de Johan Caballero, que enmudeció a los aficionados del dueño de casa. Las cosas parecían complicarse, pero el Once tuvo la paciencia y el fútbol para administrar su desventaja y trabajar en la paridad.

                               Fuente fotográfica: AS

El premio a la consistencia llegó a los 32 de juego: el refuerzo paraguayo Roberto Ovelar se encargó del empate. 1-1 que se gritó con el alma, pues es el mejor gol del año en la Liga.

Un caso totalmente distinto sucedió en la ciudad de Medellín donde el Poderoso de la Montaña venció 2-1 a Águilas doradas, con un fútbol inteligente en el que valió más la asociación que la presión que imponía el equipo visitante.

Luego de un par de ocasiones sobre la portería de Carlos Bejarano, al minuto 32 llegó el gol del local, con una jugada de Didier Delgado por el sector derecho, desbordando con la pelota y buscando a Caicedo, con tan mala fortuna para Carlos Ramírez, quien anotó en propia puerta. Al minuto 17, una falta dentro del área sobre Javier Reina, el árbitro Bismarks Santiago no dudó en sancionar penal.

Un minuto después, significó en el segundo gol del DIM. El afectado cobró de manera sutil al palo de su mano derecha, en el arco norte, lejos del alcance del arquero Bejarano.

En tiempo de descuento Anthony Uribe descontó para Rionegro tras una incursión desde el sector derecho aprovechando una desconcentración defensiva.

 

fuente fotográfica: futbolred

                                        Fuente fotográfica: futbolred

Lo Verdes, con la obligación de hacer respetar la casa e intentar seguir sumando de a tres para seguir en la punta, recibió al Rojiblanco con una nómina fortalecida en el medio campo ofensivo y una disposición clara de no dejarse dominar por la visita.

Del lado barranquillero una respuesta contundente, teniendo en cuenta las bajas de Cárdenas y Teo, cuya única queja pudo ser la suplencia de Miguel Ángel, la misma que el propio cordobés se encargó de demostrar que fue errada pues luego de su ingreso en el segundo tiempo, Junior subió en su volumen ofensivo y estrelló una pelota en el palo.

El duelo de técnicos uruguayos fue nivelado y bien disputado. Ordenado en la táctica, práctico en el juego y vertical en el ataque buscando la victoria que al final no se dio para ninguno, pero que pudo ser para cualquiera.

Por su puesto, queda trabajo pendiente en cada bando: encontrar un buen reemplazo para Dinenno en el Azucarero para mejorar la eficacia frente al arco; y pulir la creación de juego en medio campo para surtir mejor, sea a Valencia, Gutiérrez o Borja, en el Tiburón.

Escrito por: Leider Castillo

Deportes Soon

Sobre el autor

Deporte Soon:

0 Comments

¿Quieres compartir tu opinión?

No publicamos correos electrónicos | Campos requeridos (*)

Deja una respuesta