Dayana Jaimes ¿se quedo por fuera de la marca de Martin Elias?.

Dayana Jaimes ¿se quedo por fuera de la marca de Martin Elias?.

Spread the love

Dayana Jaime acaba de conocer el veredicto de un juez, donde se le anuncio que no podría registrar a su favor la marca “El gran Martín Elías” en la Superintendencia de Industria y Comercio. La madre de Paula realizó la petición poco después de que su marido muriera en un trágico accidente en abril del 2017 cuando se entero que varios oportunistas estaban sacando dinero del nombre de fallecido cantante.

“En medio de esa mezcla de sentimientos que conjugaba el dolor por la intempestiva ausencia de mi amigo y esposo con la tristeza de saber que no lo volvería a ver y tener que aceptar que nuestra hija no crecería con su padre, la emoción que producían las sobrecogedoras pero vivificantes muestras de cariño de sus Martinistas, era difícil entender la pillería y los indignantes abusos que de manera insensible se levantaron para explotar, de manera oportunista, su identidad, su trabajo, su imagen, su buen nombre, sin respetar la tragedia por la que atravesábamos. Fue en medio de esa situación, que, en un intento ingenuo, pero de buena fe, por salvaguardar el nombre de Martín, sin ninguna intención oscura, solicité el registro como marca de su nombre artístico, su imagen y su firma, sin pretender nunca desconocer o afectar los derechos de nadie”.

Rápidamente se presentaron algunos inconvenientes donde una oposición señalaba que Martín Diáz Varón (Hijo de Martín que tubo en su primer matrimonio con Caya Varón) era el verdadero heredero y beneficiario de la marca que se intentaba registrar. Dayana inmediatamente modifico su solicitud e incluyo a “Martincito” para que recibiera por partes iguales.

La Superintendencia no acepto la modificación y termino dándole los derechos de la marca únicamente a sus hijos. Ella, como esposa quedó por fuera.  Inmediatamente Dayana compartió la noticia en las redes sociales, donde recibió bastante apoyo por parte de sus seguidores.

“De todas maneras, es claro que, por nuestra hija, por el amor a Martín, por respeto a su seguidores, desde este lugar en que me puso Dios, a pesar de los tropiezos, envidias, oportunismos para explotar indebidamente lo que representa la leyenda del ‘Gran Martín Elías’, no desfalleceré en el empeño de preservar su identidad y la imagen que con tanto carisma construyó Martín, para que no se pierda o distorsione su huella. La tarea no es fácil”.

View this post on Instagram

Han sido meses difíciles en que a pesar de la existencia de tantas personas, la sensación de soledad del mundo que dejó la muerte de MARTÍN no se supera. Recién su partida, en medio de esa mezcla de sentimientos, que conjugaba el dolor por la intempestiva  ausencia de mi amigo, compañero, y esposo, en el momento que sin duda se había abierto para él un porvenir dorado, con la tristeza de saber que no lo volvería a ver y tener que aceptar que nuestra hija, su Purry, PAULA, no crecería con su padre, la emoción que producían las sobrecogedoras pero vivificantes muestras de cariño de sus MARTINISTAS, costaba y era difícil entender la pillería y los indignantes abusos que de manera insensible se levantaron para explotar, de manera oportunista, su identidad, su trabajo, su imagen, su buen nombre, sin respetar la tragedia por la que atravesábamos. Fue en medio de esa situación, que, en un intento ingenuo, pero de buena fe, por salvaguardar el nombre de MARTÍN, sin ninguna intención oscura, solicité el registro como marca de su nombre artístico, su imagen y su firma, sin pretender nunca desconocer o afectar los derechos de nadie. También es cierto, que dentro de tal trámite se presentó una oposición para que apareciera su otro heredero (Martincito) como beneficiario del registro de la marca en caso de ser concedida y así procedí. Modifiqué la solicitud incluyéndolo no solo a él sino nuestra hija para que se nos reconociera la marca, cambio que no fue tenido en cuenta por la Superintendencia de Industria y Comercio en la negación inicial del registro, ante lo cual nuestro apoderado interpuso un recurso de apelación, que es el que acaba de ser resuelto por la Superintendencia con la confirmación de la decisión anterior. De todas maneras, es claro que, por nuestra hija, por el amor a MARTÍN, por respeto a su seguidores, desde este lugar en que me puso Dios, a pesar de los tropiezos, envidias, oportunismos para explotar, indebidamente lo que representa la leyenda del “GRAN MARTÍN ELÍAS”, no desfalleceré en el empeño de preservar su identidad y la imagen que con tanto carisma construyó MARTÍN, para q no se pierda o distorsione su huella.La tarea no es fácil y las fuerzas 👇

A post shared by Dayana Jaimes (@dayanajaimes55) on

Sobre el autor

Entretenimiento Soon:

0 Comments

¿Quieres compartir tu opinión?

No publicamos correos electrónicos | Campos requeridos (*)

Deja una respuesta